Mejorar el día, depende de ti

Inicia tu dia

¡Admítelo! Hay ocasiones en las que no siempre amanecemos de muy buen humor y necesitamos un pequeño empujón para empezar el día.  A mí me ha pasado, pero siempre encuentro la forma de motivarme y afrontar el día, con una gran sonrisa.

Encontrar la motivación, depende de uno mismo. Existen muchas formas de empezar el día de manera positiva.  Pequeñas acciones, pueden determinar el rumbo de tu día.

Todo inicia, desde el momento en el que decidimos levantarnos con anticipación para llegar a nuestros destinos; el colegio, el trabajo, alguna junta importante.  A donde sea tu destino, anticiparte te da oportunidad de desayunar temprano, lo que hará que no sufras de hambre y tu mente se concentre en ello. Te ayudará a ponerle mejor empeño a tu arreglo personal; hacerte un peinado nuevo, etc, lo que hará, que generes confianza en ti mismo.  Cuando te anticipas a algo, todo sale bien, es una regla de oro para empezar bien el día. 

Has pequeñas acciones para sentirte bien contigo mismo. Si viajas a tu destino en transporte público, cede el asiento a la persona que más lo necesite en el momento. Si viajas en coche, sé amable y cede el paso al peatón,  o a otro conductor de automóvil.

Sé amable con los demás, sonreír, no significa que no tengas problemas, todos tenemos alguna situación que nos preocupa, que nos causa conflicto, lo importante es darle la buena cara a los problemas, afrontarlos y encontrarles alguna solución.

Consiéntete, se vale premiarse de vez en cuando. Yo lo hago, disfrutando de un exquisito Surtido Danés. Te recomiendo las supremas Tartas de Fresa, que seguro acompañaran ese gran momento que te dedicas.

Comparte conmigo aquellas acciones que realizas para que tu día, sea el mejor.