Ahorra en tu próxima fiesta

ahorra en tu fiesta

Las fiestas son lo más divertido del mundo y un buen pretexto para reunirte con aquellos amigos o familia que hace tiempo no frecuentas. Son ideales para celebrar y traer alegría a la vida de alguien especial. Cuando pensamos en fiesta, solemos hacer preparativos como para tirar la casa por la ventana, pero cuando haces un recuento de los gastos que te implicaría organizar ese festejo, te desmotiva reconocer que a veces suele resultar costoso.

Como experta en reuniones, te comparto estos consejos para que organices tu fiesta, sin que implique arrojar la casa por la ventana.

Lo primero que debes considerar es realizar la fiesta en tu propio hogar o contemplar la casa de algún familiar, en caso de que el espacio de tu casa sea pequeño o vivas en un departamento. Alquilar un salón de fiestas implica un gasto extra.

Analiza la lista de invitados, si bien es cierto que nos gustaría invitar a todo el mundo, debes pensar en todas y cada una de las personas que pretendes invitar. Te sugiero que acomodes a los invitados por orden de importancia. Elige a aquellos amigos entrañables que tiene tiempo no ves, si es posible, confirma la asistencia de cada invitado. Recuerda que entre mayor sea la cantidad de personas que asistirán a tu evento, mayor será el gasto. Otra manera de ahorrar es enviando las invitaciones por correo electrónico o creando un evento en redes sociales, es más económico que si repartieras invitaciones elaboradas con papel.

En cuestión de alimentos, te sugiero que consideres la idea de brindar bocadillos elaborados por ti o bien, contemplar la idea de un buffet. Si alguien de tus invitados se ofrece a llevar algún platillo, no dudes y acepta la ayuda.  Sé que el pastel es insustituible, pero otra dulce idea que puedes ofrecer a tus invitados, es una mesa de galletas con una gran variedad de mis productos: Classicas de Chocolate, Besos de Nuez, Variedad de Polvorones o incluso mi Fina Variedad o bien, el Surtido Danés. Verás que les encantará, es algo original y diferente.

Finalmente, elabora una lista con lo indispensable para tu fiesta.  Analiza si vale la pena decorar el lugar o elige una decoración sencilla. Para las bebidas, puedes elegir agua de sabor en vez de refrescos. Compara precios en varias tiendas, en fin, recuerda que el motivo de una fiesta es para reunirnos y ponernos al día.